¿Puedo darle comida de humano a mi perro?

Nuestras mascotas saben claramente cómo convencernos, qué ojitos ponernos, qué sonidos hacer o cómo sentarse/echarse, para que le demos lo que ellos quieren. Sí, es muy difícil, pero hay que entender que ellos no son humanos. No necesitan ni pueden comer lo mismo que nosotros (de hecho, de por sí la mayoría de las personas no sabemos cómo alimentarnos sanamente, imagínense transmitirle esto a nuestras mascotas).

Jesus M. Pisco, nutricionista animal, nos explica la importancia de la alimentación correcta de tu mascota.


Siempre hay que preferir darle alimentos que claramente indiquen que son hechos EXCLUSIVAMENTE para mascotas. Mucho cuidado también porque no es igual la comida o premios para gatos que para perros (salvo indique que es para ambas especies).

Los perros, a diferencia de los gatos, pueden digerir no solo las proteínas (carnes principalmente) sino también los carbohidratos (camote, arroz, papa, etc.) y fibras (vegetales). Esto permite poder darle una mayor variedad de alimentos que probablemente no le caiga mal (“un poco” de un ingrediente puede ser inofensivo, pero esa cantidad depende del tamaño y condición de tu mascota).


Los dueños suelen usar comúnmente ingredientes como:

a. Camote.

b. Arroz.

c. Menudencias (hígado, corazón, molleja).


El camote y el arroz son muy usados. En general no hay nada de malo. Sin embargo, al ser carbohidratos, si tu perro come más de lo que realmente necesita y no los desgasta (no hace ejercicio suficiente), esos carbohidratos dentro de tu mascota se transformarán en grasa.


Por otro lado, las menudencias suelen ser muy usadas. Es muy común en Latinoamérica darles menudencias a los perros, sean cocidas o crudas. Primero, por las condiciones de inocuidad en esta región, no recomienda dar crudo porque puede tener parásitos y distintos microorganismos. Segundo, aunque sean cocidas, pueden ser fuente de un exceso de grasas que afectarán negativamente a la salud de tu mascota.


¿Y qué alimentos evi