top of page

Peludos Adorables: WUF y Dentitoy se unen para ayudar a perros con necesidades especiales

WUF y Dentitoy promueven la adopción de perros con necesidades especiales a través de la página web “Peludos Adorables”.


Chocolate es un Wuf de 2 años que se moviliza en silla de ruedas. Él está en búsqueda de una familia adoptante que pueda comprometerse a darle todos los cuidados que necesita.


Si de por sí el adoptar un perro es un acto de amor, el adoptar un perro con una discapacidad física no solo es un acto de amor sino también un acto de compasión, ya que estos Wufs requieren de cuidados específicos para poder tener calidad de vida.


Ese es el ejemplo de Chubo, un perro ciego que fue abandonado en una acequia del Norte Chico cuando era un bebé, y que hoy necesita una familia que le brinde amor y, sobre todo, paciencia para guiarlo a través de sonidos; o de Sordita, una perrita que nació sin la capacidad de escuchar, pero que puede entender a través del lenguaje corporal.


Debido a su condición, para los perros con necesidades especiales es muy difícil encontrar adoptantes, ya que necesitan a dueños emocional y físicamente preparados para cuidarlos.



Por eso, WUF y Dentitoy acaban de lanzar la plataforma “Peludos Adorables”, en donde no solo comparten la historia de perros con necesidades especiales, sino también explican cuáles son los cuidados que estos Wufs necesitan.


Estábamos al tanto de que en los albergues hay perritos con necesidades especiales, y quisimos contar sus historias, ya que sabemos que para ellos no es fácil encontrar un hogar. Algunos jamás llegan a conocer lo que es tener una familia”, explica Aitana Valcárcel, Brand Manager de Dentitoy.


“Así creamos una plataforma en donde conectamos a los peludos que nunca han tenido una solicitud de adopción con personas que están interesadas en tener una mascota”, agrega.


Tenencia responsable

Ariel es un perro con el "síndrome de la sirena": sus patitas delanteras están curvadas, y esto significa que tiene problemas para caminar con normalidad.


Antes de adoptar un perro con una necesidad especial, el adoptante debe conocer al máximo la condición de la mascota para así comprender cuáles son sus requerimientos de cuidado, y saber si puede cumplirlos.


Es importante saber que cada caso es diferente, ya que no todos los perritos con necesidades especiales se enfrentan a los mismos desafíos.


“Aunque se puede pensar que todos requieren cuidados adicionales o una mayor demanda de tiempo, no siempre es así. Por eso, es importante conocer sus historias”, recalca Valcarcel.


A pesar de su ceguera, Chubo lleva una vida normal. Se guía por los sonidos y la voz.


Hoy en día existen grupos de apoyo, comunidades y recursos que pueden orientar y acompañar al adoptante en la aventura de cuidar a un perro con una necesidad especial. Conectar con personas que hayan pasado por experiencias similares puede ser de gran ayuda.


“Estos Wufs le alegrarán la vida a cualquier persona porque, a pesar de todo lo que han tenido que vivir, aún están llenos de amor. La manera en la que te reciben, llenos de felicidad y con ganas de pasar tiempo contigo, te demuestra que aún están a la espera de un hogar”, enfatiza Valcarcel.


Para conocer esta iniciativa de WUF y Dentitoy, ingresa aquí: www.peludos-adorables.com. Si no puedes adoptar, ¡apadrina! En www.wuf.pe/clubwuf puedes apadrinar a perros de albergue desde S/ 9,90 al mes, y empezar a cambiar vidas.

34 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page